16 ago. 2016

Un día en Vila Real de Santo Antonio - Algarve


Como viene siendo típico los últimos 5 años, nuestros veranos los pasamos en Ayamonte. La verdad, que disfrutamos muchísimo los veranos allí porque nos gustan la zona, sus playas, la gastronomía ni te cuento y además, nos permite visitar a nuestro vecino, Portugal.

Visita obligada en Portugal son sus playas como pudiste ver aquí, pero ademas solemos pasar alguna tarde en los pueblos cercanos y cenar. Vila Real de Sto. Antonio es uno de ellos.

Vila Real de Santo Antonio se encuentra a escasos 15 minutos de Ayamomte. Esta ciudad fronteriza, situada en la desembocadura del Guadiana y perteneciente al distrito de Faro, nos da la bienvenida al Algarve nada más atravesar el Puente Internacional del Guadiana.




Qué ver en Vila Real de Santo Antonio
El epicentro de la ciudad es la Plaza del Marqués de Pombal, cuyo nombre rinde homenaje al ilustrado y fundador de la ciudad, quien la concibió como un “pueblo fábrica” en torno a la industria pesquera y conservera a finales del siglo XVIII, en competencia con la española Isla Cristina.

Su estructura urbana (conocida como trazado pombalino) forma una retícula perfecta de 41 manzanas edificadas, compuesta por 5 calles en dirección Norte-Sur, 6 calles transversales en dirección Este-Oeste, una fachada marítima y una plaza central cuadrada de 24.000 m2. Toda la ciudad está empedrada con la típica calzada portuguesa, teniendo la calzada pombalina más larga del Algarve.


La extensa Plaza del Marqués de Pombal fue diseñada como centro cívico y comercial, centrando la Vila Pombalina. En ella se alzan el amplio edificio de la Cámara Municipal o Ayuntamiento, la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación y la Casa del Cuerpo de Guardia, mientras que en el centro de la plaza se levanta el esbelto Obelisco en honor del rey Don José I.


El paseo marítimo (Av. da República) se halla justo enfrente de Ayamonte, a orillas del Guadiana. En él se encuentra el puerto deportivo y el emblemático Hotel Guadiana, un edificio de 1926 diseñado por Ernesto Korrodi en estilo art nouveau.

Qué hacer en Vila Real de Santo Antonio

Los principales atractivos de Vila Real de Santo Antonio son: las compras, la playa y los espacios naturales. Entre estos últimos, especialmente las Marismas, hogar de numerosas aves acuáticas y especies endémicas.

Un paseo de 3 Km entre un bosque de pino autóctono nos conduce a Monte Gordo, un antiguo pueblo de pescadores que, con la construcción de uno de los primeros hoteles del Algarve en los años 60, fue pionero en la explotación turística de la región. Se ha convertido en una zona residencial repleta de hoteles y apartamentos dedicada al turismo, cuyos principales reclamos son el Casino de Monte Gordo y su extensa playa de arena fina y blanca rodeada de dunas y pinares.


La calle principal de Vila Real de Santo Antonio es la Rua Teófilo Braga, que parte de la Plaza del Marqués de Pombal en sentido perpendicular al mar. Está repleta de tiendas donde poder hacer las típicas compras de toallas, pijamas, manteles, cuberterías, y otros objetos de menaje, ajuar y decoración del hogar. Las tiendas son algo más baratas que en España, pero en mi opinión no hay tanto “chollo” (desde la llegada del euro).


Vila Real de Santo Antonio me parece una ciudad muy cuidada y siempre es agradable dar una vuelta y pasar un rato entretenido viendo sus tiendas, aunque no se encuentren grandes ofertas 😉

Cómo llegar a Vila Real de Santo Antonio

Vila Real de Santo Antonio es una ciudad fronteriza con España, situada en el lado portugués de la desembocadura del río Guadiana. 

Para llegar desde España hay 2 opciones:


a) En coche, a través de la autopista del Algarve (no es necesario abonar ningún peaje).
b) En ferry, saliendo del puerto pesquero de Ayamonte (los hay cada 30 minutos y cuestan 1,50€ por trayecto). También hay transbordadores que transportan vehículos.

MÁS INFORMACIÓN:
Cámara Municipal de Vila Real de Santo Antonio

No hay comentarios:

Publicar un comentario