22 feb. 2015

Operación Verano 2015



Esta vez, si que si... ¡¡Ya no valen excusas!! Voy a tomarme en serio cuidarme. Ya lo comente este post y, tras el segundo embarazado, he decidido ponerme manos a la obra con la Operación Verano 2015. Siempre nos ponemos a dieta como locas en primavera y al final, entre pitos y flautas, te pilla el carrito del helado... ¡literal!

Pinterest

Quiero quitarme algunos kilos de aquí al verano para volver a estar en mi peso. Quién me conozca pensará: "Esta chica esta loca". Pero no hace falta tener sobrepeso para ponerse un poco a "plan". Solo quiero cuidarme, volver a ponerme la ropa que me gusta (es super frustrante cuando se abren los botones de una camisa...), quiero comer mejor y no meterme atracones a escondidas. Porque los 5 kilos de hoy, mañana serán 10 y así sucesivamente. En definitiva, volver a sentirme bien conmigo misma.

Con ayuda de mi nutricionista y cambiando algunos hábitos puedo conseguirlo. Algunos de esos cambios son:

- Esto lo leí en el libro de Patricia Peréz "Yo sí que como". Todas las mañanas, antes de ducharme, me paso un guante de crin en seco de pies a cabeza hacia el corazón con movimientos suaves. Así activas el sistema linfático, estimulando la eliminación de toxinas y reduciendo la acumulación de grasas. Y después de esto, me bebo un vaso de agua del tiempo con limón o una infusión. 

- En cuanto a la alimentación, nada de grasas (con dos cucharadas de aceite al día es suficiente), carbohidratos los justos, ni pasta ni pan. Y claro, todo al vapor, plancha, cocido, hervido, papillote,... 

- Super importante: Hacer 5 comidas al día. No dejar pasar mas de 3'5 o 4 entre comida y comida.

- Beber mucho liquido, al menos 2 litros diarios: Agua, infusiones,... evitando las bebidas gaseosas. Los Green smothies puede ser una alternativa. 

Foto de @elisemillasdebaobabs

- Hacer ejercicio: Correr imposible de momento por mi lesión y visto que mi asignatura pendiente es el gimnasio (me da muuuchaaa pereza), vamos a ver si caminando a buen paso durante 30-40 minutos conseguimos algo.

- Vamos a poner fin al picoteo (mi punto débil) así que lo mejor será estar ociosa en esas horas criticas.

Sabemos que todo lleva su tiempo y que las prisas no son buenas compañeras pero con un poco de fuerza de voluntad seguro que veo resultados antes de lo que pienso. ¿Me acompañáis?, ¿Tenéis algún consejo que darme?

No quiero dejar pasar en el post de hoy una iniciativa que viene al dedillo ahora que vamos a empezar a cuidarnos. Y es hacerlo extensible al resto de la familia, en especial, a los más peques. Cuantas veces habéis ido a un restaurante y os habéis encontrado con la situación: "¿Que le pido al niño? ¿otra vez pasta con tomate?¿hambuguesa?" Lo mismo de siempre ¿verdad? A mi me miran con cara rara cuando pregunto si me pueden hacer unos espárragos para el niño o una sopita. Lo siento pero no es muy de patatas fritas...

Por esto, Mammaproof ha decidido ponerse manos a la obra. Quieren revolucionar el menú infantil, descubrir nuevas maneras de cocinar, enseñar a nuestros hijos a comer de todo y bien. Me gusta muchísimo la idea porque a mi también me gusta comer y si es bien, mejor. Pues vamos a educar a nuestros hijos desde pequeños.

Podéis conocer mas a cerca de esta iniciativa en Mammaproof.



Buen fin de semana a todas ¡y vamos a por ello!

No hay comentarios:

Publicar un comentario